¿Qué es el embalsamamiento y cuál es su proceso? Te contamos más sobre ello

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

El embalsamamiento es un proceso funerario que ha sido utilizado a lo largo de la historia para preservar los cuerpos de los fallecidos. A través de técnicas y procedimientos específicos, busca evitar la descomposición del cuerpo y permitir su exhibición durante el velatorio y el funeral. En este artículo, exploraremos en detalle qué es el embalsamamiento, cómo se lleva a cabo y si es obligatorio en España, así como también abordaremos las alternativas a esta práctica y su impacto.

Historia del proceso de embalsamamiento

Entre las civilizaciones más conocidas por su uso de esta práctica se encuentran los antiguos egipcios, quienes desarrollaron técnicas refinadas y duraderas. Creían en la vida después de la muerte y consideraban que la preservación del cuerpo era esencial para asegurar la supervivencia del alma en el más allá.

A lo largo de los siglos, otras culturas también adoptaron prácticas de embalsamamiento. Por ejemplo, los incas en América del Sur practicaban la momificación, aunque de manera menos elaborada que los egipcios. En la antigua China, el proceso de embalsamamiento se realizaba principalmente mediante la aplicación de sales y hierbas medicinales. Incluso en Europa, durante la Edad Media, se utilizaban técnicas rudimentarias para realizarlo, como la aplicación de hierbas aromáticas y el uso de vendajes.

Con el avance de la ciencia y la tecnología, el proceso de embalsamamiento ha experimentado grandes avances. Hoy en día, se utilizan productos químicos especiales, como el formaldehído y otros conservantes, para reemplazar los líquidos del cuerpo y prevenir la descomposición.

¿Qué es el embalsamamiento y cómo es su proceso?

El embalsamamiento es un proceso funerario que se lleva a cabo mediante una serie de etapas específicas. A continuación, detallaremos el proceso del mismo:

  1. Preparación del cuerpo: esto implica lavar y limpiar minuciosamente el cuerpo del fallecido para eliminar cualquier suciedad o fluidos corporales.
  2. Extracción de fluidos corporales: se realiza mediante una incisión en una arteria principal, generalmente en el cuello o la pierna. A través de esta incisión, se inserta una cánula que se conecta a una máquina de bombeo. La máquina succiona los fluidos y los reemplaza con una solución química llamada fluido de embalsamamiento.
  3. Inyección del fluido de embalsamamiento: su compuesto principalmente de formaldehído y otros conservantes, se mezcla con agua y se bombea a través de la cánula hacia las arterias del cuerpo.
  4. Distribución y penetración del fluido: esto puede llevar varias horas, dependiendo del tamaño del cuerpo y la eficiencia del sistema de embalsamamiento utilizado.
  5. Restauración y arreglo del cuerpo: esto implica reconstruir y restaurar la apariencia natural del fallecido. Se pueden realizar trabajos de reconstrucción facial, arreglo del cabello y aplicación de cosméticos.
  6. Preparación para la exhibición: una vez que el cuerpo ha sido restaurado y arreglado, se prepara para la exhibición durante el velatorio y el funeral.

¿Es obligatorio embalsamar un cuerpo según la ley en España?

En España, el embalsamamiento no es obligatorio por ley. La legislación funeraria en el país no establece la obligatoriedad de realizar este proceso. La decisión de embalsamar un cuerpo recae en los familiares o en las preferencias expresadas por el fallecido en vida. Salvo en las excepciones que presenta el Decreto 2263/1974: El embalsamamiento será obligatorio en los siguientes casos: a) Cuando la inhumación o la incineración no se pueda realizar antes de 72 horas desde el fallecimiento. b) Cuando vaya a ser velado o expuesto en un lugar público por un plazo mayor de 48 horas desde el fallecimiento.

En España, se respeta el derecho de las familias a elegir la forma en que desean despedir a sus seres queridos fallecidos. Esto incluye la elección de realizar el embalsamamiento o, en su defecto, optar por alternativas como la cremación o el entierro natural. Cada familia puede tomar la decisión en base a sus creencias, costumbres y preferencias personales.

Alternativas al embalsamamiento: estas son las opciones

En este apartado se expondrán las diferentes alternativas que existen actualmente de la técnica de embalsamamiento:

  • Cremación: en este proceso, el cuerpo del fallecido se somete a altas temperaturas hasta reducirlo a cenizas. Las cenizas resultantes pueden ser conservadas en una urna o esparcidas en un lugar significativo.
  • Entierro natural: se evitan los productos químicos y se utilizan ataúdes biodegradables o se envuelve el cuerpo en materiales naturales. El objetivo es permitir que el cuerpo se descomponga de manera natural.
  • Donación de órganos y tejidos: esta decisión puede marcar una gran diferencia en la vida de otras personas que necesitan un trasplante para mejorar su salud o salvar sus vidas.
  • Resomación: es una alternativa en la que el cuerpo se somete a un proceso de descomposición acelerada mediante la inmersión en una solución alcalina, utilizando menos energía que la cremación tradicional y emitiendo menos gases.
  • Conservación natural: aquí, el cuerpo se enfría o se mantiene en condiciones controladas para retrasar la descomposición hasta el momento del funeral.

Tu tranquilidad y la de tu familia

La cobertura de un seguro de decesos brinda tranquilidad a las familias, al permitirles enfrentar los trámites económicos y administrativos que surgen tras un fallecimiento de manera más organizada y sin preocupaciones adicionales.

El seguro de decesos de Occident proporciona una amplia gama de servicios y beneficios que pueden ayudar en la organización y gestión de los trámites y costos asociados a un fallecimiento, ofreciendo la flexibilidad en cuanto a las opciones funerarias, tanto si se elige el embalsamamiento como alguna de las alternativas mencionadas anteriormente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + seis =