Tipos de sepultura: qué son y cuántos tipos existen

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 1 valoraciones

Tras el fallecimiento de una persona, existen muchos tipos de sepultura. Normalmente se aplica el que deja dictado el fallecido. Como bien decíamos, hay varios tipos de enterramiento, o al menos forma para hacerlo, pero … ¿Cuáles son? En este artículo te vamos a contar todos los detalles, así que presta mucha atención.

¿Qué es la sepultura y que tipos existen?

Por definición, la sepultura es aquel espacio/lugar en el que se entierra a una persona. Este acto también se denomina por dar sepultura.

No obstante, existen diferentes tipo de enterramientos, pues dependiendo si dispone de un monumento, se guardan los restos del fallecido en un lugar específico de la misma familia o bien se da sepultura de forma individual, tiene un nombre u otro.

Mausoleo

Los mausoleos son monumentos funerarios levantados sobre la tumba de una persona, normalmente alguien importante dentro de la ciudad. Aunque tienen un tamaño muy superior al de un nicho tradicional, normalmente no se entierra a más de un difunto.

Panteón

Los panteones también son monumentos funerarios, pero a diferencia de los mausoleos, pueden albergar los cuerpos o cenizas de varias personas, normalmente de la misma familia. Asimismo, los panteones pueden ubicarse dentro del cementerio o en otro lugar de la localidad.

Cenotafio

El cenotafio es uno de los tipos de nicho que más llaman la atención, ya que son tumbas vacías que simplemente rinden homenaje a un personaje, pero que no albergan ningún cuerpo.

¿Cuánto tiempo dura la concesión de los nichos?

Uno de los datos más importantes sobre los nichos funerarios es que solo se puede tener la concesión durante un número limitado de años. Aunque depende de cada ayuntamiento, el tiempo de la concesión en los cementerios públicos normalmente es de 2, 5, 10, 15, 50 o 75 años. 

Cuando se termina el tiempo de concesión, la familia puede renovarlo o exhumar el cuerpo de la persona enterrada. Sin embargo, las tumbas y los panteones familiares sí pueden tenerse en propiedad durante tiempo ilimitado.

Nichos

Un nicho funerario es un espacio en el cementerio dedicado a albergar los restos de un difunto. Aunque normalmente están pensados para ataúdes y féretros, también existen nichos para cenizas, que reciben el nombre de columbario.

Asimismo, aunque sus medidas pueden variar ligeramente dependiendo del cementerio, los que tienen un tamaño estándar tienen 80 centímetros de anchura, 65 centímetros de altura y dos metros y medio de largo.

¿Se puede tener en propiedad un alguno de estos tipos de sepultura?

El precio de un tipo de tumba o sepultura, como por ejemplo los nichos, es complicado dar una respuesta muy concreta, ya que en cada municipio el precio puede ser muy diferente.

Frente a ello, hay que tener en cuenta, que cuando se compra una sepultura en un cementerio, no se está comprando el terreno de éste, sino el derecho funerario en un espacio para poder enterrar al fallecido.

Los seguros de decesos te ayudan

La muerte de un ser querido es un momento demasiado doloroso como para tener que ocuparte de organizar todo lo relacionado con el entierro, por lo que es recomendable contar con un seguro de decesos que se encargue de todos los servicios funerarios. Así solo te tendrás que preocupar por estar junto a tu familia en un momento tan aciago.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =