¿Qué es el carenado de una moto y qué características tiene?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Carenado de una moto

El carenado es el revestimiento de la moto, y aunque para muchos puede ser tan solo una cuestión estética, es importante porque también influye en el rendimiento y la seguridad de la conducción. Cumple funciones como mejorar la aerodinámica y proporcionar protección. Te explicamos qué es el carenado de motocicletas, qué tipos existen y qué funciones cumple.

¿Qué es el carenado de una moto?

El carenado es la cubierta externa de una motocicleta, lo que se coloca sobre el chasis y el motor. Es un componente integral del diseño de la moto, comparable a la carrocería de un coche, y varía en formas y tamaños para adaptarse a distintos modelos y jugar con el diseño.

Está fabricado en materiales ligeros, como la fibra de vidrio o de carbono, para maximizar la aerodinámica sin aumentar el peso. Ligereza y resistencia son dos elementos clave de un buen carenado, aunque lo más llamativo sea su diseño.

¿Para qué sirve y cuáles son sus funciones?

Como ya hemos avanzado, las funciones principales del carenado están relacionadas con la aerodinámica y la protección. La importancia que se le atribuye y las innovaciones en diseño son el resultado de la evolución de la moto. En sus orígenes, las motos, tenían estructuras mínimas en las que lo más importante era el motor, y luego se fueron incorporando elementos que oponen resistencia al aire para ganar eficacia y velocidad.

A continuación, repasamos las principales funciones del carenado. Eso sí, para que las cumpla correctamente y durante el máximo tiempo posible, debes prestar atención a una serie de cuidados mínimos relacionados, sobre todo, con la limpieza. Puedes sumarlos a otras tareas de mantenimiento de tu moto, como engrasar la cadena, y mantener el filtro de aire libre de polvo y suciedad.

Aerodinámica del carenado de la moto

Es una de las funciones principales del carenado. En ciertas partes, su diseño se parece a las alas de un avión, y no es de extrañar, ya que tiene la misma función: reducir la resistencia al viento cuando circulas a altas velocidades. Observa las que se emplean en competición, por ejemplo, en MotoGP.

Una moto que reduce la fricción del aire es, a la vez, más estable y más eficiente. A la larga, lo notarás en el consumo de combustible y en parámetros que contribuyen al disfrute durante la conducción, como la atenuación del ruido.

Protectivas

La cubierta externa (el carenado) proporciona protección a partes mecánicas sensibles, como el motor, ante suciedad, agua y pequeños objetos que pueda haber en la carretera. Por eso ayuda a proteger tu moto y, por extensión, también a ti y a otras personas que la utilizan. Piensa en inclemencias meteorológicas o pequeñas piedras sobre el asfalto, o en terrenos poco convencionales. El carenado minimiza su impacto.

Un buen revestimiento también puede reducir el tiempo que dedicas a tareas básicas de mantenimiento de la batería y otros componentes de la moto. Estas revisiones se realizan para eliminar la suciedad y advertir a tiempo posibles disfunciones, pero buena parte de esos agentes externos se quedan en el carenado.

Diseño y estética

Es un aspecto esencial del carenado de motocicletas. Es altamente personalizable, de manera que se puede diseñar desde líneas suaves y elegantes, a otras más agresivas y futuristas más propias de competición. El carenado permite crear modelos únicos y exclusivos que deleitan a los amantes de las dos ruedas.

Pero, al margen de lo puramente visual, el carenado también puede añadir funciones extra a la moto. Sus espacios libres se han utilizado en los últimos años para incorporar guanteras, soportes para GPS o móviles, puertos USB para cargas, y otros accesorios que mejoran la comodidad y funcionalidad del vehículo.

Tipos de carenado de motos

Se distinguen diferentes tipos de carenado en función de la colocación de las cubiertas que, a su vez, está relacionado con los usos de la moto.

Frontal

Cubre la parte delantera de la moto, e incluye partes sensibles como el tablero de instrumentos, el manillar o el faro. Por su ubicación, es el que más interviene en la aerodinámica y, por lo tanto, el que más se cuida en motos de alta gama y deportivas. En ellas, la velocidad y la seguridad son algo prioritario.

Trasero

Abarca la parte posterior de la moto, lo que puede incluir el asiento (carenado medio), el guardabarros y el sistema de escape, según su diseño y colocación. Por eso es más habitual en las motos que se usan para el turismo y la aventura, en las que prima la comodidad de conductor y pasajero.

Integral

Cubre prácticamente toda la moto, excepto las ruedas, por lo que proporciona una protección completa al chasis y al motor. Es un tipo de carenado habitual en las motos de competición, donde importa no solo la aerodinámica, sino también la comodidad y seguridad del piloto. Todo pensado para un máximo rendimiento sin agregar peso extra, por lo que los materiales son ligeros y resistentes.

¿Deben llevar carenado todos los modelos?

No todas las motos llevan carenado de serie, ni tienen obligación de llevarlo, aunque la mayoría presentan opciones de personalización que permitirían incorporarlo, total o parcialmente.

Cuanto más se use la moto y/o más velocidad se quiera alcanzar con ella, más práctico será que lo lleven. Piensa en las motos de competición en pista a altas velocidades o en los vehículos diseñados para completar largas distancias, lo llevan.

En cambio, en motos de uso común con velocidades que no superan los 80 km/h no son tan habituales. Las Naked con motor al aire tienen un carenado mínimo, mientras que las Café Racer llevan un revestimiento parcial que casa con su objetivo inicial: motos más ligeras y potentes en las que la comodidad del piloto no era lo más importante. Por su parte, las de estilo Cruiser son otro ejemplo de carenado parcial.

Cuida de ti y de tu moto

Tal vez un carenado de diseño que incorpora nuevas utilidades te esté llamando mucho la atención. Si tu moto no lo incorpora de serie, quizás te resulte más práctico y económico cambiarla o adquirir una nueva. Colocar una cubierta externa desde cero o cambiar la que ya tienes puede afectar a la aerodinámica y al consumo, además de resultar costoso.

Tanto si estás pensando hacer una inversión como si no, está claro que una moto requiere cuidados en forma de tiempo y dinero. Un seguro de moto es una herramienta excelente para evitar que toda esa inversión caiga en saco roto en caso de un accidente. Puedes cubrir incluso los desperfectos en casco y vestuario, pero lo más importante es la asistencia que te proporciona a ti. Desde la gestión de multas al auxilio en percances: siempre estarás acompañado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 10 =