¿Cómo cambiar la cadena de tu bicicleta correctamente?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Cambiar cadena de bicicleta

Todos los vehículos necesitan unos cuidados mínimos de mantenimiento por dos motivos: alargar su vida útil tanto como sea posible y protegerte a ti y a las personas que lo usan. La bici también. Entre todos sus componentes, la cadena es una pieza fundamental que sufre desgaste por el tiempo y por el uso, así que te contamos todas las claves para su cuidado.

¿Cuándo debo cambiar la cadena de la bicicleta?

El cambio de la cadena de la bicicleta es una tarea básica de mantenimiento, como lo es cambiar la cámara, revisar frenos o reemplazar componentes desgastados. Son buenos hábitos que alargan su vida útil y te protegen de posibles accidentes causados por un mal funcionamiento.

Pero, ¿cada cuánto debes cambiar la cadena de la bici? La respuesta exacta depende del tipo de cadena y del uso que le des a tu bici, pero ten presente un dato: es recomendable hacerlo cada 1.500-3.000 km. Es una referencia general, ya que algunas fuentes apuntan a posponer el cambio hasta los 8.000 km. Para salir de dudas, lo mejor es la observación directa:

  • Signos de desgaste
  • Alargamiento de eslabones
  • Oxidación
  • Rigidez

Si tu cadena presenta alguno de los signos mencionados, puede romperse o provocar saltos y ruidos, por lo que la conducción no será muy agradable y puede llegar a ser peligrosa.

Herramientas recomendadas para cambiar la cadena de la bici

Un artículo indispensable para confirmar que la cadena se debe cambiar es el medidor de desgaste. Esta es una herramienta económica con salientes de dos medidas: 0,75 y 1, concebida para saber fácil y rápidamente el estado y el grado de desgaste de la cadena de tu bicicleta.

Para utilizarlo, introduce el saliente de 0,75 en un eslabón, y luego el de 1. Si ninguno de los dos salientes entra, la cadena no ha sufrido aún una elongación que requiera cambio.

Si entra el de 0,75, pero no el de 1, ve pensando en cambiarla para no tener que cambiar también los piñones. Si entra también el de 1, definitivamente, cámbiala y, además, tendrás que cambiar los piñones. Es conveniente que hagas una revisión cada 1.000 o 1.500 km con el medidor para comprobar que todo está en orden.

¿Necesitas hacer el cambio? Ten a la mano lo siguiente:

  • Un tronchacadenas o alicates
  • Una cadena nueva
  • Un gancho. Lo puedes fabricar tú mismo con un trozo de alambre
  • Un bulón o un eslabón rápido
  • Aceite lubricante
  • Unos guantes o trapos

¿Puedo cambiar la cadena sin tronchacadenas?

El tronchacadenas es una herramienta que es empleada para reparar cadenas de bicicleta que sirve tanto para abrirla como para unirla. Cambiar la cadena de la bici sin esta herramienta es posible si esta tiene eslabón rápido que permite abrirla de manera sencilla y usando las manos. Este tipo de cadenas, además, facilita las tareas de mantenimiento y las modificaciones de urgencia que haya que hacer en plena salida.

Si tu cadena no tiene enlace o eslabón rápido, puedes intentar abrirla sin tronchacadenas, pero es probable que no te resulte fácil ni rápido. Herramientas con punta como un punzón, un destornillador o un martillo pueden servir para salir del paso, pero hay tronchacadenas muy populares y con buenas valoraciones que no pasan de los 12-15€. Te recomendamos tenerlo entre tu kit básico de herramientas para el mantenimiento de la bici.

Pasos para cambiar la cadena de tu bicicleta

Una cadena en mal estado puede perjudicar el estado de la transmisión, piñones y platos, cuya reparación tendrá un coste mayor. Para evitarlo, te contamos cómo cambiar la cadena por una nueva paso a paso.

Paso 1: Retira la cadena antigua de tu bici

Si tienes un soporte para la bicicleta, úsalo, te resultará más fácil. Además, conviene que utilices unos guantes para trabajar mejor.

  • Cambia al piñón y plato pequeños para restar tensión. A continuación, busca el pin o eslabón rápido para abrir la cadena. Presiona en diagonal sobre él con ayuda de unos alicates, si te cuesta, o usando tus propias manos.
  • Si tu cadena no tiene enlace rápido, usa un tronchacadenas. Coloca un eslabón sobre el pequeño hueco que encontrarás en la parte superior, entre dos pequeñas paredes con muescas. Utiliza el mango del otro extremo del tronchacadenas para enroscar y apretar el bulón o perno, que es la pieza que junta dos eslabones. Cuando salga el perno, desenrosca el tronchacadenas y separa los eslabones.

Una vez abierta, puedes retirar la cadena de la bici. No la tires, aún te puede servir para el siguiente paso.

Paso 2: Establece el nuevo tamaño de cadena

La longitud de una cadena varía entre bicicletas, entre otras razones, por los desarrollos. Para calcular fácilmente el tamaño de la nueva, lo más fácil es usar la cadena que acabas de retirar.

Extiende la cadena vieja sobre una superficie y, junto a ella, la nueva. Esta última debe ser un poco más corta que la que has retirado, que se habrá alargado con el uso. Si vas a colocar un pin rápido para cerrar la cadena nueva, te deben quedar un eslabón pequeño en cada extremo y, entre ellos, irá colocado el enlace rápido.

Hay otras formas de medir la cadena nueva en caso de que no tengas la vieja a mano o hayas cambiado el desarrollo de la bici. Colócala sobre el piñón grande y el plato grande, sin pasarla por el sistema de cambio, y junta los extremos. Ten en cuenta que:

  • Si la bici es de dos o tres platos, deberás añadir un eslabón completo.
  • Si la bici es monoplato, tendrás que agregar dos eslabones completos.

Una vez hayas establecido el tamaño, usa el tronchacadenas para eliminar los eslabones sobrantes.

Paso 3: Monta la nueva cadena

Para montar la cadena, ten en cuenta las indicaciones de la marca. Por ejemplo, si tiene letras que deben colocarse hacia el exterior.

Baja el cambio al piñón y al plato pequeños. Monta la cadena alrededor del plato, por encima del piñón y por el sistema de cambio, es decir, por las roldanas o ruletilla.

Finalmente, une los extremos de la cadena. Lo más fácil es que lo hagas con un eslabón rápido. Si no, puedes volver a usar el tronchacadenas: ayúdate del gancho para juntar los extremos, coloca un bulón o pasador entre los eslabones de ambos extremos y usa el tronchacadenas para empujarlo. Con la misma herramienta puedes cortar la parte sobrante.

Solo te quedará ajustar la tensión y lubricar con aceite. Si tienes dudas, canales de YouTube especialistas en ciclismo, como GCN, tienen tutoriales en vídeo paso a paso.

Bicicleta de carretera o montaña: ¿qué debo tener en cuenta?

En las bicis de carretera se aplican fuerzas más altas porque se alcanza más velocidad, pero las de montaña están expuestas a condiciones más duras. Vigila la tensión especialmente en las primeras, porque una cadena demasiado tensa en una bicicleta de carretera se desgasta más rápido. En las de montaña se recomienda extremar las rutinas de limpieza.

En cualquier caso, lo mejor para estar seguros de cada cuánto cambiar la cadena de la bici de carretera o de montaña es la observación directa. Y, por supuesto, intervenir con rapidez en caso de apreciar señales de desgaste.

Suma a los consejos de mantenimiento generales los específicos de la cadena: limpiar, lubricar y usar siempre las piezas correctas, según las recomendaciones del fabricante. Utiliza aceites específicos para cada tipo de bicicleta.

Movilidad sostenible para los amantes de la bici

La bicicleta es el transporte sostenible alternativo a los vehículos de motor por excelencia. Encontramos referentes en ciudades europeas en las que su uso es masivo, lo que reduce la huella ecológica y promueve un estilo de vida saludable.

La uses para ocio o para el transporte, para aprovechar al máximo sus ventajas hay que actuar con responsabilidad: usarla en zonas y vías habilitadas, respetar las normas de circulación y mantenerla en óptimas condiciones para no comprometer ni tu seguridad ni la de otras personas.

Además, si la utilizas con frecuencia, el seguro es una herramienta excelente para ganar confianza y bienestar. Protege la bici ante posibles daños y robos, y también a ti en caso de que sufras algún accidente. En Occident hemos diseñado un seguro muy completo. ¡Ponte en contacto con nosotros y descubre todo lo que incluye!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =