Patinete eléctrico en Barcelona: ¿podrá volver al transporte público?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Al igual que otras grandes capitales europeas, Barcelona ha vivido un aumento en el uso de vehículos de movilidad personal como el patinete eléctrico desde hace varios años. Una situación que llegó a ser problemática en cierto sentido, y que llevó a las autoridades a prohibir de forma cautelar su uso en el transporte público a la espera de cambios en la normativa de patinete eléctrico en Barcelona.

Esta medida termina el 1 de agosto, y el debate ha vuelto a surgir. ¿Se debe mantener la prohibición de patinetes?, ¿volverá a permitirse el acceso con restricciones? En este artículo repasaremos los antecedentes y el futuro de la normativa en movilidad personal en Barcelona, que podría ser un ejemplo para otras ciudades que también quieren una regulación.

Antecedentes y restricciones actuales de los patinetes eléctricos en Barcelona

A mediados de noviembre de 2022, un vagón de tren sufrió un incendio debido a la explosión de la batería de un patinete. Los pasajeros tuvieron que ser evacuados y la circulación se vio afectada por el incidente.

Debido a este episodio, en el que varios pasajeros sufrieron quemaduras e intoxicación por inhalación de humo, se decidió prohibir el paso de patinetes eléctricos en el transporte público de Barcelona, bajo multa de 200€ a quienes lo incumplan. La medida entró en vigor el 1 de febrero de 2023, y se estableció una duración de al menos 6 meses.
Durante ese período se haría un estudio acerca de los riesgos y las posibles alternativas, algo que ha estado haciendo la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM). Durante la celebración del Global Public Transport Summit, los responsables de esta entidad mostraron algunas pinceladas y dieron algunas pistas sobre cómo puede ser la nueva normativa de patinete eléctrico en Barcelona.

Plan de integración del patinete eléctrico en el transporte público

Aunque la prohibición finalizaba en julio, la medida se prorrogará algunas semanas más, hasta que la ATM tenga finalizados los cambios en la normativa del patinete eléctrico en Barcelona.

La Autoridad está trabajando en una norma que priorice la seguridad de los peatones y la intermodalidad en la vía pública, así como el acceso de los patinetes eléctricos al transporte público.

Algunos de los documentos que se están analizando para la regulación son tanto las medidas que se están implantando en otros países como los efectos que puede tener el humo de un patinete eléctrico en caso de incendio.

Algunas de las alternativas que valora la ATM para patinetes es esperar a que entren en vigor las normas de la DGT, que obliga a los nuevos modelos en 2024 a cumplir una serie de características técnicas, y en 2027 las tendrán que cumplir todos los patinetes eléctricos. En cualquier caso, la normativa en Catalunya y el plan de integración en el transporte público será distinto al que había antes de la prohibición.

Una de las medidas más probables será que se elimine el veto a los patinetes por completo, pero a la vez se apliquen algunas limitaciones, como no poder subir en hora punta o situarse en un espacio delimitado para ellos, igual que sucede con las bicicletas.

Finalización de la prohibición

La prórroga de la prohibición de subir patinetes eléctricos al transporte público de Barcelona es de 3 meses, por lo que hasta el 31 de octubre seguirá vigente. Para esa fecha, se estima que la ATM tendrá terminada su propuesta de regulación sobre el acceso y seguridad de estos vehículos.

También es probable que, una vez terminada la prohibición de patinetes eléctricos en el transporte público, se apliquen medidas como el control de acceso, entre otras.

Beneficios y desafíos

El uso de patinetes eléctricos como medio de transporte sostenible es uno de los beneficios que se pueden destacar, reduciendo la congestión del tráfico y la contaminación que afecta a las ciudades. Aunque también supone ciertos desafíos, en especial en materia de seguridad y convivencia con el resto de usuarios de la vía pública.
La regulación de los patinetes eléctricos en Barcelona busca establecer un equilibrio entre la movilidad sostenible y la seguridad de todos.

¿Ejemplo para una futura regulación internacional?

Todo el mundo coincide en que lo ideal sería establecer una normativa general a nivel mundial, o al menos en el ámbito europeo. Sin embargo, por el momento no parece que esto vaya a ocurrir, y la normativa del patinete eléctrico en Barcelona será, junto con la de la DGT, la que establezca los límites de uso del patinete en general.

En cualquier caso, muchas otras ciudades están mirando lo que hará Barcelona para implantar medidas similares. Ciudades como Sevilla también pusieron en marcha la prohibición de patinetes eléctricos en el transporte público, y Hamburgo está esperando a ver cuál es la nueva normativa de patinete eléctrico en Barcelona para ver lo que hacen ellos.

La seguridad es sin duda uno de los puntos más importantes en todos los ámbitos de la vida. Por eso, Occident te ofrece un seguro de movilidad personal con coberturas a la medida para que puedas disfrutar al máximo de tu día a día.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 18 =