¿Por qué se hace hielo en la pared de la nevera no frost?, ¿y en el congelador?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 2.3 basado en 3 valoraciones

La nevera y el congelador son electrodomésticos indispensables en nuestros hogares, encargados de mantener los alimentos frescos y congelados. Sin embargo, en ocasiones, nos encontramos con la molesta situación de que se forma hielo en las paredes. En este artículo, trataremos las razones detrás de la formación de hielo en la nevera no frost y en el congelador, así como consejos sobre cómo evitarlo y eliminarlo.

¿Por qué se hace hielo en una nevera con no frost?, ¿y en un congelador?

Las neveras con tecnología no frost están diseñadas para evitar la formación de hielo en el interior del compartimento de refrigeración. Estos modelos utilizan un sistema de circulación de aire que distribuye el frío de manera uniforme, evitando así la condensación y la acumulación de humedad. Sin embargo, en ocasiones, es posible que se forme una fina capa de hielo en la pared de la nevera. Esto puede ocurrir debido a las siguientes razones:

  • Apertura frecuente de la puerta: si abrimos la puerta de la nevera con demasiada frecuencia, o durante períodos prolongados, puede entrar aire caliente y húmedo al interior. Cuando este entra en contacto con la superficie fría de la pared trasera, se condensa y se forma una capa de hielo.
  • Fugas de aire: si hay alguna fuga en el sistema de sellado de la puerta de la nevera, es posible que el aire húmedo del ambiente penetre en el interior y provoque la formación de hielo.
  • Problemas en el sistema de drenaje: estas neveras cuentan con un sistema de drenaje que permite eliminar la humedad generada durante el ciclo de descongelación. Si este sistema se obstruye, el exceso de humedad se acumula y se convierte en hielo.

En el caso del congelador, la formación de hielo es más común debido a su función principal de mantener los alimentos congelados. A pesar de que los congeladores modernos están equipados con tecnologías avanzadas, como el no frost, es posible que se forme hielo en su interior debido a diferentes factores:

  • Puerta mal cerrada: al igual que en las neveras, el aire húmedo del exterior puede entrar y provocar la formación de hielo.
  • Exceso de humedad en los alimentos: algunos alimentos, como los que tienen alto contenido de agua, pueden liberar humedad cuando se descongelan parcialmente o si se almacenan sin un envoltorio adecuado, que se convierte en hielo.
  • Ajustes de temperatura incorrectos: si la temperatura del congelador está demasiado baja, es posible que se produzca una acumulación excesiva de humedad y, por lo tanto, la formación de hielo.

¿Cómo quitar el hielo de una nevera y/o congelador?

Cuando se forma hielo, es importante tomar medidas para eliminarlo de manera efectiva. A continuación, te presentamos algunos pasos para quitar el hielo de la nevera y el congelador:

  • Desconectar el electrodoméstico: antes de comenzar cualquier tarea de descongelación, asegúrate de desconectar la nevera o el congelador de la corriente eléctrica para evitar cualquier riesgo de cortocircuito.
  • Vaciar el contenido: retira todos los alimentos y productos almacenados en el compartimento afectado.
  • Dejar que el hielo se derrita: permite que el hielo se derrita de forma natural. Puedes acelerar este proceso colocando recipientes con agua caliente en el congelador o utilizando un secador de pelo para descongelar las áreas afectadas.
  • Limpiar y secar: una vez que el hielo se ha derretido por completo, limpia el interior de la nevera o congelador con una solución de agua tibia y bicarbonato de sodio para eliminar cualquier residuo o mal olor. Asegúrate de secar completamente las superficies antes de volver a encender el equipo.

Consejos para evitar la aparición del hielo

Además de saber cómo eliminar el hielo, es importante tomar medidas preventivas para evitar su acumulación en la nevera y el congelador. Aquí tienes algunos consejos útiles:

  • No abrir la puerta con demasiada frecuencia ni durante períodos prolongados.
  • Verifica regularmente el estado del sellado de la puerta para asegurarte de que esté en buen estado y no haya fugas de aire.
  • Asegúrate de que los alimentos estén bien envueltos o empaquetados antes de colocarlos en el congelador. Esto ayudará a prevenir la liberación de humedad.
  • Controla y ajusta adecuadamente la temperatura de la nevera y el congelador según las necesidades de conservación de los alimentos y la temperatura ambiente.

Despreocúpate de tu nevera y/o congelador

La formación de hielo en la pared de la nevera no frost y en el congelador puede deberse a varios factores, como mencionamos anteriormente. Sin embargo, siguiendo los consejos que hemos nombrado, es posible evitar la acumulación de hielo y garantizar el funcionamiento óptimo de estos electrodomésticos.

En caso de que ocurra algún problema relacionado con la formación de hielo en la nevera o el congelador, es importante contar con un seguro de hogar confiable y completo como el de Occident, que ofrece protección ante posibles daños y averías en los electrodomésticos, incluidos la nevera y el congelador, brindando tranquilidad y cobertura en caso de imprevistos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + tres =