¿Qué es la sarna en perros?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Sarna en perros

¿Tu perro no para de rascarse?, ¿has notado que se le cae el pelo? Podría ser sarna, una enfermedad de la piel que causa un tipo de ácaro que le provoca múltiples molestias. Afecta a miles de perros cada año y compromete la protección natural que les da la piel.

Si sabes cómo le afecta la sarna y cuál es su tratamiento, podrás poner remedio a la enfermedad. Sigue leyendo y toma nota sobre las siguientes claves.

Principales tipos de sarna

Los ácaros que causan la sarna se alimentan de la sangre y la queratina de los perros, que es una proteína presente en su pelo. Los tipos de ácaros que pueden provocar la enfermedad son diferentes, por lo que hay distintos tipos de sarna.

Sarna sarcóptica

Se conoce también como sarna roja, y es el tipo más habitual y el más contagioso. La causa el ácaro Sarcoptes scabiei y provoca picor intenso y lesiones en la piel. Se contagia fácilmente de unos perros a otros, y también puede afectar a las personas.

Sarna demodécica

El que provoca este tipo de sarna es el ácaro Demodex canis. Está presente en el pelo del perro de manera natural, pero puede ser un problema si se reproducen sin control. Es algo que puede suceder a mascotas con un sistema inmunológico débil, como los cachorros o los perros adultos enfermos. Sobre todo, afecta a la cara, el cuello y el tronco del animal, pero no es un tipo de sarna tan contagiosa como la sarcóptica.

¿Cómo contraen los perros la sarna?

La sarna sarcóptica se contagia fácilmente a través del contacto con otro animal infectado, y con objetos y materiales contaminados, por ejemplo, mantas, camas o cepillos. Ten en cuenta que los ácaros pueden sobrevivir fuera del cuerpo de tu mascota durante varios días.

Primeros síntomas: ¿cómo detectar a tiempo la sarna?

¿Cómo es el comienzo de la sarna? Te contamos cuáles son los síntomas que suelen tener los perros que contraen la enfermedad para mantenerte alerta. Si ves alguno de ellos en tu mascota, te recomendamos llevarla a tu veterinario de confianza lo antes posible.

Alteraciones en la piel

¿Has visto a tu perro sacudir la cabeza, rascarse o frotarse las orejas contra superficies y objetos? El picor intenso y persistente es uno de los primeros síntomas de la sarna.

Al buscar el alivio con el rascado, tu perro podría provocar enrojecimiento, inflamación, heridas y sangrado en la piel. Otras alteraciones son las costras, la descamación y la pérdida de pelo.

Alteraciones en el peso y el apetito

El picor intenso y el malestar pueden afectar al comportamiento habitual de tu mascota. Lo verás más irritable, apático y con pocas ganas de jugar, interactuar contigo o comer. Eso puede ocasionar , también, pérdida de peso.

Otros síntomas comunes

La sarna afecta mucho a las orejas de los perros por todas las veces que se rascan para buscar alivio. Es posible que, si tu mascota tiene sarna, las veas inflamadas y enrojecidas, con arañazos en la base o con hematomas.

Diferencias entre tiña y sarna

La sarna y la tiña suelen confundirse porque las dos afectan a la piel del perro y tienen síntomas parecidos. Sin embargo, la sarna la causan diferentes tipos de ácaros y la tiña es una infección por hongos. No suele producir tanto picor como la sarna y el tratamiento es distinto.

¿Es contagiosa para humanos y otros animales?

La sarna sarcóptica, como ya hemos comentado, puede transmitirse de animales a personas, pero los síntomas en humanos son más leves. Si la padeces puedes desarrollar alguna erupción con picazón, pero se te pasará a los pocos días sin necesidad de seguir ningún tratamiento.

Sin embargo, es muy contagiosa para otros mamíferos, como perros, gatos y hurones. Si tienes otros animales en casa, te aconsejamos que intentes separarlos mientras siguen el tratamiento y te asegures de que no comparten mantas, camas, cepillos y otros objetos.

¿Cuál es el tratamiento para esta enfermedad?

El tratamiento para curar a tu perro varía según el tipo y la gravedad de la infección. En cualquier caso, el veterinario te indicará el tratamiento a seguir, pero, en general, suele incluir:

  • Medicamentos antiparasitarios para eliminar los ácaros y sus huevos. Puede tratarse de pastillas, cremas, espráis o inyecciones, dependiendo de la gravedad.
  • Medicamentos antiinflamatorios que alivian el picor y reducen la inflamación de la piel de la mascota.
  • Medicamentos antibióticos y antifúngicos, en caso de que haya infecciones secundarias.
  • Baños medicados con champús o soluciones que contengan principios activos para eliminar ácaros y limpiar la piel.
  • Procedimientos de higiene, como la desinfección y limpieza de los objetos del perro, sobre todo, textiles y enseres de cuidado del pelo.
  • Cepillado frecuente del pelo para eliminar restos y estimular la circulación de la sangre.

Consejos para cuidar adecuadamente a un perro con sarna

Cuidar de la salud de nuestra mascota es una responsabilidad que nos compete, pero no siempre podemos evitarlas. En caso de que tu perro tenga sarna, sigue estos consejos para acelerar su recuperación tanto como sea posible.

  • Sigue el tratamiento que te ha indicado el veterinario al pie de la letra. Procura no interrumpirlo antes de tiempo.
  • Mientras pasa lo peor de la enfermedad, es recomendable usar un collar isabelino para evitar que el animal se haga daño al rascarse.
  • Baña con frecuencia a tu perro y cepilla su pelo con productos adecuados.
  • Limpia y desinfecta tu casa, los muebles y los objetos con los que el perro tenga contacto habitual. Es una tarea cansada, pero necesaria.
  • Alimenta bien a tu mascota, con productos de calidad y bien equilibrados. Pregunta al veterinario si necesita suplementos vitamínicos o probióticos.
  • Revisa continuamente el pelo y la piel del perro para comprobar su evolución y detectar cualquier problema a tiempo.
  • No te saltes ninguna visita al veterinario y acude a la clínica en caso de que resurja algún síntoma o tengas dudas sobre el tratamiento.
  • Evita el contacto de tu mascota con otros animales.
  • Lávate siempre las manos después de tocar a tu perro. Pide a quienes lo acaricien o jueguen con él que lo hagan también, especialmente si se trata de niños.

Mantén a tu mascota siempre protegida

Como hemos visto, la sarna es una enfermedad ocasionada por diferentes tipos de ácaros que podrían causar un gran malestar a tu mascota. Para evitar un fastidio innecesario y duradero, lo mejor es acudir al veterinario para que te indique el tratamiento a seguir. Cuanto antes empieces, antes se curará tu mascota. ¡Pronto volverás a verlo en su estado de ánimo habitual!

El veterinario es quien mejor te puede ayudar si tienes dudas o si compruebas que tu perro necesita atención urgente. El seguro para mascotas de Occident te ofrece visitas ilimitadas gratuitas, reembolso de gastos de asistencia y descuentos en centros veterinarios concertados y residencias. ¡Contarás, siempre, con atención plenamente garantizada! Proteger a tu mascota y las personas que viven con ella es más fácil y económico de lo que imaginas. ¡Pregúntanos sin compromiso y te ofreceremos las soluciones que mejor se adaptan a ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =